CARP :: Comisión Administradora del Río de la Plata

Home  E-Mail  Contacto      

CARP :: Comisión Administradora del Río de la Plata


Estado Online del
Río de la Plata

 

La última frontera: Martín García y Timoteo Domínguez

Felipe Michelini en Posturas
Diario la diaria | 13 de agosto de 2019


Este artículo trata de dos islas bien diferentes pero hermanadas entre sí: Martín García y Timoteo Domínguez. Entre ellas se encuentra la única frontera terrestre entre Argentina y Uruguay. Límite que es una muestra simbólica del sentimiento de hermandad entre argentinos y uruguayos.

El Tratado del Río de la Plata y su Frente Marítimo, celebrado en 1973, tuvo como propósito esencial dar una solución definitiva a la jurisdicción del río y aceptar que este era, es y será parte esencial de ambos pueblos. En una de sus cláusulas principales se definió la jurisdicción de las islas del río. Estas estarían en una u otra según se hallaren al este (Uruguay) o al oeste (Argentina) de la línea trazada entre distintos puntos geográficos establecida en el propio tratado. Sin embargo, a la isla Martín García se le otorga un tratamiento diferenciado en el acuerdo binacional.

No fue casualidad, ya que la isla tenía una histórica ubicación estratégica que permitía el control del Río de la Plata, y por ende los ríos afluentes del Paraná, Paraguay y el Uruguay. Desde el inicio de la exploración, conquista y colonización del Río de la Plata, la isla estuvo en el epicentro de la lucha por la dominación del medio marítimo.

La isla fue denominada por el explorador Juan Díaz de Solís por haber sido enterrado allí su despensero. Alcanza una extensión aproximada de unas 200 hectáreas y una conformación rocosa que la distingue en el entorno. Es evidente que su ubicación geográfica es más cercana a la costa oriental, a pocos metros de la proa de Martín Chico, en el departamento de Colonia.

La Martín García fue disputada por todas las fuerzas que ocuparon la política y la guerra en la región: realistas, independentistas, brasileños, franceses, argentinos y orientales, unitarios bajo el mando de Giuseppe Garibaldi y fuerzas federales. Finalmente, las fuerzas argentinas consolidaron una presencia fáctica desde la mitad del siglo XIX. La actitud de Uruguay siempre fue de contestar y resistir la ocupación de hecho por parte de las fuerzas argentinas desde su ocupación efectiva en 1853. La posición argentina, por el contrario, sostenía que la continuidad en la ocupación efectiva y títulos del virreinato le daba derechos sobre el territorio.

Más allá de la cuestión jurídica, Argentina le fue dando diferentes usos: prisión, leprosario, espacio de cuarentena, base militar. A la fecha del tratado, en 1973, se había convertido en una parte importante de la logística de la Armada argentina y disponía allí de un fuerte contingente.

La resolución sobre qué hacer con la isla Martín García fue, sin duda, el aspecto más polémico del tratado. La solución fue dejar la jurisdicción argentina sobre la isla, pero con restricciones establecidas por el propio tratado: reserva natural para la conservación de la fauna y flora autóctona, sede de la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP), incluido el parque de homenaje a los héroes comunes.

Asimismo, en el texto del tratado se previeron dos posibles situaciones futuras: se protege el límite de la Martín García si esta se uniera a otra y se prevé que, si por aumento de la isla por vía aluvional se afectara el acceso natural a los canales Martín García y el llamado del Infierno, estos se mantengan.

Era obvio que en el primer caso se trataba de la lógica previsión del crecimiento de la isla Timoteo Domínguez. Esta fue denominada por el último representante del estado oriental en ejercer soberanía en la isla Martín García. A él se le atribuye la frase “la bandera oriental ni se arría ni se entrega”, al talar en 1853 el mástil para llevárselo en la goleta que lo transportaría a Carmelo.

En la década del 60 del siglo pasado se trataba de un pequeño islote casi invisible pero que con el paso del tiempo fue creciendo de tal forma que hoy tiene una superficie aproximada de unas 200 hectáreas de origen aluvional, con arenas blancas en su extremo noroeste. La naturaleza ha tenido un significativo papel nada despreciable al hacerla crecer, y que además ha abrazado a la isla Martín García. Ambas islas conforman la única frontera terrestre entre Argentina y Uruguay, y la última a ser demarcada.

A casi 50 años del tratado, mucha agua ha pasado por las costas de ambos márgenes. Nuestros países atravesaron una larga noche autoritaria, recuperación democrática, momentos de prosperidad, crisis económicas, sociales y políticas, y gobiernos de todos los colores. A su vez, la revolución de las tecnologías de la información y comunicación, con sus drones y satélites, ha determinado que la importancia de la Martín García como elemento estratégico haya perdido valor. A su vez, no es menor que haya concluido la histórica rivalidad militar entre Argentina y Brasil a partir de 1985. Ello ha tenido como consecuencia positiva que el Río de la Plata no es más un objetivo militar y, por ende, ha dejado al costado el valor estratégico de la isla Martín García.

Por otra parte, en la actualidad la peculiar historia de la isla Martín García es apreciada de manera diferente. En su destino se fueron construyendo diferentes edificios, que en conjunto tienen un valor patrimonial y un valor simbólico porque allí estuvieron recluidos cuatro presidentes constitucionales de la República Argentina: Hipólito Yrigoyen, Marcelo Torcuato de Alvear, Juan Domingo Perón y Arturo Frondizi. Asimismo, fue reclusión de prisioneros de los pueblos originarios de Argentina luego de la “conquista del desierto”. Siempre se tiene presente la presencia de Rubén Darío y Jorge Luis Borges en la isla. Todo ello hace que sus edificios e instalaciones hayan sido revalorizadas desde la perspectiva del patrimonio histórico y cultural.

Existe consenso en que es necesario demarcar la frontera terrestre entre Uruguay y Argentina, de poca extensión. Ante tal constatación, en mayo del año pasado los cancilleres de Argentina, Jorge Faurie, y de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, dictaron instrucciones a la CARP para llevar a cabo los estudios técnicos que permitirán demarcarla. Ello se cumplió satisfactoriamente en junio de este año.

Falta muy poco para terminar de demarcar y se está trabajando intensamente. Una vez realizada la demarcación, se podrá darle valor a la isla Timoteo Domínguez y seguramente será posible desarrollar en forma combinada con la Martín García proyectos de carácter turístico, siempre respetando el tratado y preservando el medioambiente. Esto sin perjuicio de seguir optimizando el potencial de la sede de la CARP en la isla Martín García, en la que se han desarrollado en este período reuniones de ministros, de parlamentarios de ambos países y visitas de estudio por parte de Uruguay de su Armada Nacional, del Instituto Artigas del Servicio Exterior y de la Universidad del Trabajo.

Ayer parecía imposible estar siquiera cerca de concretar la demarcación y pensar en proyectos entre ambos países aprovechando esta única frontera terrestre y la última por demarcar. Más temprano que tarde, sin prisa pero con determinación, llegará el momento de concretar la demarcación. Seremos protagonistas de un acto de unión y de hermandad entre nuestros pueblos. Es también una oportunidad para que los uruguayos nos tomemos el tiempo para plantearnos qué hacer con las otras 255 islas de Uruguay tanto en el río Uruguay como en el Río de la Plata, las lagunas, los ríos interiores y el océano Atlántico. Pero eso será motivo de otra reflexión.

Felipe Michelini es presidente de la delegación de Uruguay ante la Comisión Administradora del Río de la Plata.
Fuente: Diario la diaria

La gestión de nuestros ríos, clave en las relaciones Argentina-Uruguay

Héctor Lescano Fraschini
Diario Infobae | miércoles, 19 de junio de 2019


Foto: Infobae

Trabajos del Dragado del Canal Martín García durante 2018. Ph. Presidencia de la República Oriental del Uruguay

Merecen valorarse y difundirse las buenas noticias provenientes de las Comisiones Binacionales uruguayo-argentinas, especialmente las referidas a la gestión de nuestros ríos y sus cuencas como aporte sustancial en las relaciones bilaterales y a la mirada hacia el futuro de una aún mayor y mejor integración, cuyo mandato nos viene de la historia.

Esta semana, confirmando el compromiso de ambos países de continuar hacia el futuro el camino compartido, tendrá lugar un evento en el Palacio San Martín presidido por los cancilleres Jorge Faurie y Rodolfo Nin Novoa; y por Mauro Vazón y Felipe Michelini, representando a las delegaciones integradas de ambos países en las comisiones administradoras del Río Uruguay (CARU) y del Río de la Plata (CARP), respectivamente. Darán el marco político y la rendición de cuentas de los avances registrados, reafirmando los alcances de estos para asegurar la navegabilidad, las ventajas competitivas fluviales para la producción, y la responsabilidad ambiental y social de los proyectos integrales e inclusivos.

La finalización del dragado del Canal Martín García en los términos de una licitación internacional signada por absoluta transparencia y rigor jurídico que, cumpliendo en términos de proceso las etapas de recuperación y mantenimiento, ha profundizado el canal a 34 pies en fondos blandos y 38 pies en fondos duros, debe calificarse como un hecho de gran trascendencia.

Estos avances, que deben complementarse con los de otra útil vía navegable como es la Bravo-Guazú-Talavera (de jurisdicción argentina), constituyéndose así como vía alternativa a la Ruta Troncal que pasa por el importante Canal Emilio Mitre, se realizan en el marco de relaciones y funcionamiento de la CARP altamente satisfactorio. Se ha remodelado la subsede de Buenos Aires y acordado la ampliación de la sede en la Isla Martín García, donde ya se han realizado al menos tres reuniones de trabajo de nivel ministerial (Relaciones Exteriores, Transporte y Obras y Turismo) y de delegaciones parlamentarias representando a todos los partidos políticos de los dos países, lo que consideramos un hecho significativo.

La naturaleza ha permitido, a su vez, una situación que merece celebrarse como un acontecimiento histórico: la unión de la Isla Martín García con la Timoteo Domínguez, de jurisdicción oriental; estableciendo la primera frontera terrestre entre nuestros países hermanos. Una vez aprobados los acuerdos limítrofes correspondientes y con el debido soporte jurídico para los aportes públicos y privados, tendrá lugar la puesta en valor turística y náutica de la zona.

La CARU avanzó en el Proyecto de Dragado de Profundización y Balizamiento del Río Uruguay. El río está profundizado a 25 pies (23 de calado) en relación con los ceros locales corregidos y ensanche del canal a 100 metros (ancho de solera) desde su kilómetro 0, en Nueva Palmira, hasta Concepción del Uruguay, kilómetro 187; y desde allí hasta Paysandú, profundizando a 19 pies y 80 de ancho de solera. Los resultados del dragado y el balizamiento con boyas de última tecnología, y cuyo fondeo fue realizado por las Armadas de ambos Estados, están a la vista con el incremento que se ha dado en el transporte fluvial y la operativa portuaria sobre ambas márgenes, donde se están cargando buques por encima de las 20 mil toneladas.

Dentro de este trabajo bilateral, en marcha se encuentran el dragado de mantenimiento y los estudios para encarar el dragado del Paso San Francisco con el fin de habilitar la navegación segura de barcazas en el tramo Paysandú-Salto/Concordia. También la intención de sumar en aspectos de gestión a un socio clave para nuestros dos países como es Brasil; teniendo en cuenta que el nacimiento del Río Uruguay se produce en su territorio y la importancia de la conectividad río arriba.

Los esfuerzos conjuntos incluyen, por cierto, las acciones para consolidar y optimizar los monitoreos en el Río Uruguay previstos en las Notas Reversales, realizados en forma mensual y publicando los correspondientes resultados. De gran importancia será la construcción del Laboratorio Ambiental Binacional, fortaleciendo al actual de la CARU.

Una mención importante merece el formidable Proyecto de Renovación y Modernización de la Represa de Salto Grande, presentado recientemente en Buenos Aires durante un acto presidido por el canciller Faurie y el secretario de Energía argentino, Gustavo Lopetegui; en espejo al llevado a cabo días antes en Montevideo.

El presidente de la Delegación Argentina de la Comisión Técnica Mixta (CTM) de Salto Grande, Roberto Niez, y el delegado en materia energética del BID, Ariel Yepez (con un juicio muy elogioso a la gestión binacional) en un panel técnico de gran nivel desarrollaron las tres etapas que a 30 años nos implicarán a Argentina y Uruguay en trabajo conjunto mediante una inversión de mil millones de dólares, comenzando la primera de ellas con un financiamiento de 80 millones.

Un proyecto mediante el cual se busca extender la vida útil del Complejo Hidroeléctrico binacional, su capacidad de producción, eficiencia y seguridad; y que, a 40 años de su puesta en funcionamiento, bien ha sido definido por el presidente de la Delegación Uruguaya en la CTM, ingeniero Gabriel Rodríguez, como “un hito para la refundación de Salto Grande”. Un proyecto clave dentro de una agenda de temas de suma importancia que apoya el camino de la descentralización y aporta al desarrollo sostenible de las comunidades locales; objetivos que inspiran la labor conjunta en todas nuestras comisiones binacionales.

El autor es embajador de la República Oriental del Uruguay en Argentina.
Fuente: Diario Infobae

Finalizaron los estudios tendientes a la demarcación del límite terrestre entre Argentina y Uruguay

Colonia del Sacramento | martes, 18 de junio de 2019


Foto: CARP

El 18 de junio se dieron por concluidos los trabajos técnicos para la futura demarcación de límites entre las islas Martín García (Argentina) y Timoteo Domínguez (Uruguay), realizado por los servicios hidrográficos e institutos geográficos de ambos países, según se acordó en el acta con fecha 22 de marzo de 2019.

Las tareas fueron encomendadas por los cancilleres de ambos países, quienes desde ayer cuentan con un imprescindible material de base para avanzar en el trazado de aquel límite.

La entrega del documento con datos técnicos fue formalizada en Colonia ante autoridades de la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP) y otros representantes de las delegaciones de ambos países.

Los dos países celebraron el canal Martín García a 34 pies.

Embajador Herrera Vegas: en el 2021 Argentina proyecta licitar el canal a mayor profundidad.
EMILIO CAZALÁ
Diario El País | lunes, 13 mayo 2019 04:00


Las obras de dragado del canal Martín García a 34 pies llegaron a su fin y la CARP y autoridades binacionales celebraron el acontecimiento ofreciendo una conferencia o foro a modo de resumen. En este encuentro se ponderó el proyecto y se destacó el espíritu de confraternidad que prevaleció entre ambos países para su ejecución.

No seguiremos avanzando en esta crónica sin antes insertar las últimas líneas del discurso del embajador Herrera Vegas de Argentina que las valoramos: “Esta es la ventaja de la integración, la sinergia que surge de políticas de cooperación en lugar de políticas de confrontación que tuvimos en parte de los últimos años y que fueron completamente estériles”.

En efecto, la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP) con la participación de diversas autoridades uruguayas llevaron a cabo dicho encuentro de relevancia para ambos países para celebrar la terminación de las obras de dragado a 34 pies del canal Martín García en fondos blandos y 38 en fondos duros. Fue así que los principales actores de esta obra, el Dr. Felipe Michelini y embajador Jorge Hugo Herrera Vegas destacaron en sendas oratorias los principales objetivos alcanzados en este proyecto de trascendencia internacional.

Michelini.
“Estamos convencidos -dijo entre otros conceptos- que la conclusión de la obra tiene valiosos datos como incremento de las cargas de las naves, mejor navegabilidad de los buques, se ha hecho una nueva zona de espera”.

En otra parte de su exposición, que nos pareció de pensamiento optimista, Michelini dijo que la CARP, tras estas obras y contrato de mantenimiento mediante, “quedó con una base de acumulación de conocimientos jurídicos, técnicos, administrativos y financieros que nos permite hacer este tipo de inversiones tan importantes que garantice justamente la competitividad y también la transparencia” y a renglón seguido agregó que “hay una rica experiencia para ir en el futuro a 36 pies de profundidad”, si así ambos países lo requirieran, para repetir sus propias palabras, “a 36 pies o más si se entendiese que corresponde”.

Más adelante dijo que “nosotros no lo tenemos en el horizonte, estamos festejando que está a 34 pies, pero el marco jurídico que hemos diseñado permitiría eventualmente mayor profundización, si así se estableciera”.

“Este encuentro que estamos realizando lo hemos planteado en términos de felicitarnos todos de contar con un canal a 34 pies sino de plantearnos los desafíos y entre ellos que el Puerto de Nueva Palmira tenga las condiciones adecuadas para que optimice la inversión hecha sobre el que algunos dicen que la profundización a 34 pies y 38 en fondos duros es el hecho más importante en el río; una inversión que pagan todos los uruguayos y todos los argentinos”.

Herrera Vegas.
Por su parte, el embajador Jorge Hugo Herrera Vegas, Presidente de la Delegación Argentina ante la CARP y su actual Presidente de turno, en su exposición, entre otros comentarios, dijo los siguientes sobre todo al referirse a los “Desafíos del puerto de Nueva Palmira con el Canal Martín García a 34 pies de profundidad”

“El Canal Martín García constituye para Nueva Palmira su salida más inmediata al océano y cuenta hoy con una profundidad de 34 pies al cero del lugar, igual a la de la Ruta Troncal que pasa por el Canal Emilio Mitre".

El acuerdo por notas reversales firmado en 1994 por los cancilleres Sergio Abreu y Guido di Tella -de quien tuve el honor de ser jefe de gabinete-es el que determina que el Canal Martín García sea dragado a la misma profundidad que la ruta troncal argentina y menciona también expresamente que la vía navegable Bravo Talavera Guazú tenga igual profundidad. Ahora sabemos que la Red Troncal Argentina será objeto de un llamado a licitación internacional en 2021 para aumentar su profundidad y otra vez nuestros sucesores desearán que el Martín García también sea dragado a la misma profundidad de la Hidrovía.

Para poder optimizar la conexión del Canal Martín García con la Ruta Troncal sería conveniente profundizar el canal que pasa por el Río Paraná Bravo, Paraná Guazú y Pasaje Talavera, hasta lograr los 34 pies al cero igual que la Ruta Troncal y el canal Martín García. De este modo, el canal Martín García pasaría a ser una salida alternativa eficiente hacia el océano y también de comunicación con el sistema portuario del Río Paraná, adquiriendo entonces Nueva Palmira un posicionamiento óptimo para el completamiento de cargas.

Y debo recordar que las Notas Reversales de los '90 también mencionaban que el Canal Bravo Guazú Talavera debía ser equiparado en profundidad con el Canal Martín García.

A tales efectos -agrega el embajador Herrera Vegas- se está considerando que la CARP licite la obra mencionada con financiamiento empresario para las tareas de dragado. Existe la expectativa de que el tráfico por el Canal Martín García se incremente en más del 50% en la medida que podamos lograr este objetivo. Estos son temas de estudio y análisis para el futuro. Yo creo que es dable esperar que crezca la producción de alimentos y otros productos de la región.

Herrera Vegas propone otras obras de avance que dan solución
Estas expresiones las hemos separado del contexto porque nos parecen muy valiosas. “Hoy tenemos la Ruta Troncal a 34, el Martín García a 34 y el brazo que comunica Nueva Palmira con la Ruta Troncal todavía no a 34. Es obvio en mi opinión, y de sentido común, pensar que tener un sistema de doble vía a la misma profundidad permite resolver cuestiones de seguridad y de aumento de tráfico que no pueden ser resueltas satisfactoriamente sin esa equiparación”.

Fuente: Diario El País

El doctor Felipe Michelini y embajador Jorge Hugo Herrera Vegas. Foto: El País

La Comisión Administradora del Río de la Plata, recibe en la Isla Martín García al Segundo Encuentro de Parlamentarios de Argentina y Uruguay


El pasado jueves 25 de abril tuvo lugar el Segundo encuentro de legisladores argentinos y uruguayos en la Sede de la CARP en la Isla Martín García.

Formaron parte de la delegación uruguaya integrantes de la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara de Senadores, y de la Comisión Especial Frente Marítimo y Antártida de la Cámara de Representantes.

Estuvieron presente por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay, el Jefe de Gabinete, Embajador José Luis Rivas; el Director General de área para Asuntos de Frontera, Limítrofes y Marítimos, Embajador Duncan Croci; el Ministro Diego Pelufo de la Embajada de Uruguay en Argentina. Así como los Jefes de los Servicios Geográficos e Hidrográficos del Ejército y Armada Nacional, entre otras destacadas autoridades nacionales.

Por la Argentina estuvieron presentes el Embajador de Argentina en Uruguay, Mario Barletta, la senadora Marta Varela (Pro) y el diputado Alejandro Grandinetti (FR-UNA). También estuvieron presentes por parte del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto los Subsecretarios de Relaciones Institucionales y Diplomacia Pública, Tomás Kroyer y de Asuntos de América Leopoldo Sahores, el Director de América del Sur, Ministro Federico González Pierini y de la Dirección de Coordinación de las Comisiones Binacionales vinculadas con la Cuenca del Plata, Ministro Mariano Vergara. Asi como autoridades de la Dirección de Islas de la Provincia de Buenos Aires y de la Prefectura Naval Argentina.

Esta iniciativa fortalece los vínculos políticos, jurídicos y diplomáticos entre la República Argentina y Uruguay para abordar los desafíos de conservación del Río de la Plata como recurso hídrico, fortalecer la seguridad del transporte marítimo habilitado por la profundización del Canal Martín García; así como llevar adelante la demarcación de las Islas Martín García- Timoteo Domínguez.

En esa línea, se dieron comienzo a los trabajos de campo de los servicios geográficos e hidrográficos de ambos países, que realizarán los estudios para el proceso de demarcación de las islas, única frontera seca que se comparte con la República Argentina, la que se la entiende como un hecho histórico en las relaciones bilaterales.

22 de marzo 2019
Día Mundial del Agua

La Comisión Administradora del Río de la Plata fortalece su compromiso con la gestión ambiental del Río de la Plata en el Día Mundial del Agua


En el Día Mundial del Agua bajo el lema adoptado por Naciones Unidas de “No dejar a nadie atrás”, se busca fortalecer la promesa central de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: todo el mundo debe beneficiarse del progreso del desarrollo sostenible.

El agua, los recursos hídricos, y la gama de servicios que prestan, juegan un papel clave en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental de nuestros países.

La Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP) en carácter de organismo binacional creado en el marco del Tratado del Río de la Plata y su Frente Marítimo (1973) establece la obligación sobre los Estados partes –Argentina y Uruguay- respecto a la protección y preservación del medio acuático.

En esa línea se ha comprometido con la promoción de una gestión sostenible de los canales del Martín García, para preservar sus recursos vivos, así como prevenir y mitigar su contaminación. Para ello ha desarrollado un Programa de Gestión Ambiental del Canal, con un enfoque integral y de largo plazo, que contempla asegurar el seguimiento de variables físico-químicas en agua y material de dragado tanto en el área de extracción, como en la zona de disposición de materiales. A su vez, identificar contingencias y proveer una guía de buenas prácticas de las principales acciones a tomar para que las actividades puedan ejecutarse en las mejores condiciones y minimizar eventos no deseados.

En este Día la CARP redobla su compromiso con una gestión ambientalmente sostenible de los recursos hídricos transfronterizos que asegure a las actuales y futuras generaciones un Río de la Plata fuente de agua potable, ámbito de disfrute, medio de transporte y hábitat de una enorme variedad de especies, para ambos países.

El Canal Martín García ganó 2 pies de profundidad.


Se firmó la recepción definitiva de las obras para profundizar el dragado del Canal Martín García, hecho histórico en la gestión compartida del Río de la Plata.

El pasado martes 26 de febrero la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP), reunida en sesión extraordinaria en la Subsede de la ciudad de Colonia, dictó resolución por la cual se da por finalizada la Etapa I de la obra de profundización y mantenimiento de los Canales del Martín García. Asimismo, los presidentes de ambas delegaciones Embajador Jorge Hugo Herrera Vegas (RA) y Dr. Felipe Michelini Delle Piane (ROU) explicitaron la satisfacción por la finalización de esta etapa.

El Consorcio Boskalis-Dredging International (CBDI), empresa holando-belga fue quien llevó adelante las obras de profundización del dragado a 34 pies, en fondos blandos, y 38, en los duros, del Canal Martín García, de 106 Km. de extensión, administrado por CARP.

Es un hito fundamental en el marco de un contrato celebrado tras el llamado a licitación pública internacional para la profundización y mantenimiento del Canal, firmado el 1 de febrero de 2018 por cinco años, prorrogables por un lapso similar.

La profundización del canal entre el kilómetro 37, Barra del Farallón, y el kilómetro 0 del Río Uruguay hasta 10,36 metros en fondos blandos y 11,58 en los rocosos, más su balizamiento y posterior mantenimiento permitirá aumentar la carga de los buques que transitan el Martín García, reforzando la competitividad de los emprendimientos económicos que se canalizan a través de los puertos de la región y potencia el comercio regional e internacional.

Gracias a la remoción de sedimentos y fondos duros cada barco tipo de los que navegan el Canal, se podrá transportar 5000 toneladas adicionales, lo que se traduce en un ahorro de costos sustantivos para las compañías navieras transportistas.

El Río de la Plata recibe gran parte de la producción agropecuaria exportable de la Argentina y el Uruguay, con lo que las mejoras en la eficiencia logística implican también mayores ingresos para los productores de ambos países.

La obra también facilitará la gestión de tráfico, contribuyendo a la seguridad de la navegación, ya que también se creó una nueva zona de cruce y se desplazó el eje del canal para evitar los inconvenientes que genera la sedimentación.

Este avance realizado bajo el control de la CARP fue posible gracias al esfuerzo conjunto de los dos países, que afrontarán una inversión total de 129 millones de dólares para el mayor calado y su mantenimiento en ese nivel.

El emprendimiento también fortalece la institucionalidad binacional e impulsa la gestión ambiental del Río de la Plata. En esa línea se ha desarrollado un Programa de Gestión Ambiental Integral del Canal, que involucra la evaluación de la calidad de agua y material de dragado, tanto en el área de extracción como en la zona de disposición de materiales.

También identificaron contingencias y se generó una guía de buenas prácticas de las principales acciones a tomar para que las actividades puedan ejecutarse en las mejores condiciones, minimizando eventos no deseados.

Uruguay creó una comisión téncnica para trabajar en la demarcación y delimitación de las islas Timoteo Domínguez y Martín García


El cuerpo técnico fue creado por decreto presidencial y estará integrado por cuatro funcionarios designados por la administración de Tabaré Vázquez y uno en representación de la CARP.

“Aspiramos a elevar en breve a ambas cancillerías - de Uruguay y Argentina - los trabajos de campo organizados, para que en los ámbitos correspondientes de ambos estados nacionales, se pueda avanzar en delimitar las islas”, sostuvo Felipe Michelini, presidente de la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP).

Link a la nota

El dragado del canal Martín García se encamina a alcanzar la profundidad convenida con el adjudicatario


El presidente de la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP), Felipe Michelini, indicó que el consorcio belga-holandés Boskalis-Dredging International avanza con el dragado del canal Martín García según el cronograma, que permitirá una profundidad de 34 pies (10,36 metros) en los fondos blandos y a 38 pies (11,58 metros) en los duros. Esto garantizará la navegación en condiciones estables.

Link a la nota

Felipe Michelini

Demarcación del Límite entre las Islas Martín García y Timoteo Domínguez

Única frontera seca entre la Argentina y Uruguay


Se realizó el pasado 6 de setiembre, la reunión de la Sub Comisión Especial Demarcadora de Límites entre las islas Martín García (AR) y Timoteo Domínguez (ROU), de la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP).

La agenda de trabajo se enmarca en el mandato recibido, por parte de los Señores Cancilleres de Argentina y Uruguay, en la reunión binacional del día 4 mayo de 2018, quienes instruyeron a la CARP para que busque los medios más adecuados para acelerar los trabajos en materia de topografía, batimetría y aerofotografía tendientes a avanzar en la demarcación del límite entre las islas Martín García y Timoteo Domínguez, de conformidad con lo establecido en el Tratado del Río de la Plata y su Frente Marítimo.

Dando cumplimiento a las instrucciones recibidas, la Sub Comisión Demarcadora se reunió en la Sub Sede de la CARP, en la ciudad de Colonia del Sacramento, con autoridades y técnicos de los servicios geográfico militar y de hidrografía naval, de ambos países.

Participaron en esta instancia, el Director del Servicio de Hidrografía Naval de Argentina (SHN), Comodoro de Marina Valentín Alejandro Sanz Rodríguez; el Jefe del Servicio de Hidrografía, Oceanografía y Meteorología (SOHMA), Capitán de Navío (CG) Pablo Tabárez; el Director del Servicio Geográfico Militar Uruguay, Coronel Norbertino Suárez; el Presidente del Instituto Geográfico Nacional de Argentina, Agrimensor Sergio Cimbaro; acompañados de técnicos de las mencionadas instituciones.

Asimismo, participaron delegados de la Argentina y del Uruguay ante la CARP, el Secretario Administrativo, Dr. Mauro Gorer y el Secretario Técnico, CN (R) Pablo De Marco.

En dicha reunión se expresó la voluntad de continuar las coordinaciones correspondientes entre los Servicios Hidrográficos y Geográficos de ambos países para cumplir con el requerimiento recibido de las Cancillerías y se propuso un plan de trabajo el cual se encuentra en consulta en ambos Ministerios.

Se celebró Plenario en la Ciudad de Montevideo (ROU)


Los días 21 y 22 de agosto se realizó en la ciudad de Montevideo, en la Sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, la sesión ordinaria de la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP). Esta jornada fue la primera que contó con la participación del embajador Jorge Hugo Herrera Vegas en calidad de Presidente de la Delegación de la Argentina, en reemplazo del Presidente saliente Sr. Embajador Guillermo Enrique González.

Entre otros temas se analizaron los avances en las obras de dragado del Canal Martín García y en el cumplimiento de los cometidos encomendados por los señores Cancilleres de la Argentina y Uruguay, en la reunión del día 4 de mayo de 2018, en el sentido de arbitrar los medios más adecuados para acelerar los trabajos en materia de topografía, batimetría y aerofotografía tendientes a avanzar en la demarcación del límite entre las islas Martín García (RA) y Timoteo Domínguez (ROU), única frontera seca que compartirían ambos países.

Asimismo se recibió en esta sesión a representantes de la Comisión Técnica Mixta del Frente Marítimo (CTMFM), en relación a la agenda conjunta para la gestión de los recursos vivos del Río de la Plata y del Frente Marítimo.

Asimismo, las delegaciones visitaron el simulador de navegación de la Escuela Naval a fin de conocer sus capacidades técnicas y evaluar posibles cambios en las reglas de navegación del Canal Martín García y las consiguientes modificaciones a su Reglamento de Navegación (REMAGA) con su nueva profundidad y traza. El simulador de la Armada uruguaya tiene incorporado el trazado del Canal en su diseño actual a 32 pies, el que deberá ser actualizado para posibilitar el desarrollo de ejercicios de practicaje en su nueva profundidad de calado a 34 pies en fondos blandos y 38 en fondos duros. Cabe recordar que una visita con similares características fue realizada al Centro de Investigación y Entrenamiento Marítimo y Fluvial (CIEMF) en la ciudad de Buenos Aires.

Por último, ambas delegaciones visitaron las instalaciones del Dique Nacional Cerro de la Administración Nacional de Puertos (ANP), y la construcción de la Draga “21 de julio”, que permitirá la sostenibilidad del dragado por parte de ANP, en el puerto de Montevideo y en el Río Uruguay.

Dragado del Canal Martín García, el funcionamiento y operativa de una obra estratégica de largo aliento

El proyecto binacional involucra estudios, mediciones, múltiples operaciones y coordinaciones interinstitucionales entre ambas márgenes del Río de la Plata para la ejecución de la obra.


Cuando se llegue en los próximos meses a 34 pies en el Canal Martín García, se obtendrá para los cinco (5) años con opción a renovación por igual periodo, un canal que asegura la navegabilidad de buques de mayor calado, potenciando así el comercio de la región. El Canal Martin García se localiza en aguas de uso común del Río de la Plata y se extiende desde el Kilómetro 0 del Río Uruguay hasta su encuentro con el Canal de Acceso al Puerto de Buenos Aires.

Las obras a ser desarrolladas en el correr de este año, han sido de largo anhelo para ambos países, que incluyen el dragado de profundización, balizamiento y posterior mantenimiento del Martín García. En el marco de la etapa de profundización, se han realizado tareas de relevamiento inicial de obras, el diseño del canal previsto y relevamientos sísmicos. Así mismo, las tareas de dragado en fondos blandos se desarrollan a buen ritmo y se ha dado inicio a la operativa de perforación y remoción de fondos duros, actividad que involucra una mayor complejidad, logística y coordinaciones interinstitucionales.

Las operaciones de dragado

Como se mencionó, los procesos involucrados en la operativa de dragado son de profundización/apertura y su mantenimiento. La primera conlleva una excavación subacuática que se realiza para profundizar los tramos que se encuentran en condiciones poco alteradas, o naturales. Con el dragado de apertura, entonces, se realizarán entre otras actividades, el ensanche del canal entre los km 57.4 y 60.4 donde se prevé una nueva zona de cruce y espera.

Dentro de esta etapa los procesos involucrados son tanto el dragado de suelos blandos y de suelos duros, como el relevamiento de control. Las actividades en fondo blando consisten en dragado de succión y su vaciado/vertido; y en fondos duros, perforación, dragado de material disgregado, almacenamiento y su vertido en áreas previamente destinadas para estos fines.

Fracturación y fragmentación del suelo rocoso

Es necesario la aplicación de disgregación de suelos duros a través de la perforación del lecho rocoso, para extraerse más de 9.000 m3 de roca. Durante este proceso de perforaciones se implementarán medidas adicionales de seguridad delimitando una zona de exclusión para la navegación de todo tipo de embarcación. Se controlará la presencia de fauna acuática mediante avistajes y utilizando dispositivos de disuasión acústica. A su vez, el monitoreo de las operaciones de fragmentación se efectuará mediante la utilización de sismógrafos.

Equipamiento y maquinaria

La mayor parte del material a dragar es una mezcla de limos y arena, que será efectuado sin mayor inconveniente mediante dragas hidráulicas de succión por arrastre. En cuanto al dragado de los sectores donde se encuentran arcillas duras, el trabajo se realizará con equipos de draga retroexcavadora y equipos mecánicos estacionarios montados sobre un pontón para perforación; un remolcador para almacenamiento y transporte del material hasta la zona de vertido.

A su vez, se utilizarán en diferentes momentos, lanchas para el transporte de la tripulación desde y hacia el puerto de recalada, embarcaciones de apoyo, lancha de relevamiento para campañas de control.

Por último, la posterior etapa de dragado de mantenimiento, implica la excavación subacuática destinada a tareas de extracción de material que deja de ser transportados por las corrientes y se deposita en los lechos del canal, y disminuye así la profundidad disponible.

Coordinaciones en el régimen de navegación para garantizar el tráfico seguro en el canal

Se adecuarán las operaciones para asegurar el cruce y franqueo seguro de otras embarcaciones que naveguen el Canal mientras se lleven a cabo las operaciones de dragado. Se busca así, minimizar las interferencias al tráfico comercial en el marco de la ejecución de las obras y la optimización de las medidas preventivas pertinentes.

Cuando se finalice la etapa de profundización, la obras en el Martín García se habrán ocupado a cerca de un centenar de personas de forma directa. A su vez, la administración del Canal mantiene en su estación de Colonia y Conchilla 25 personas de forma permanente que habilitan el funcionamiento del Canal.

Dragado del Canal Martín García avanza según cronograma

Obra binacional estratégica

La etapa de profundización del Canal Martín García, avanza según cronograma, y en el mes de julio se inicia la fase de remoción de fondos duros.


Las obras de dragado de profundización y mantenimiento del Canal Martin García fueron adjudicadas en licitación pública internacional, luego de un proceso competitivo y transparente, al Consorcio holandés-belga Boskalis International y Dredging International (CBDI). Con fecha 1° de febrero del presente año se procedió a la firma del contrato y posteriormente se iniciaron las tareas de remoción de fondos blandos.

El área del dragado del Martin García se encuentra en “aguas de uso común”, conforme al Tratado del Río de la Plata y su Frente Marítimo (1973), que define el marco jurídico para la administración del Río, así como sienta las bases para la protección del medio ambiente y el desarrollo sostenible de sus usos y recursos. Éste crea la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP), organismo binacional integrado por la República Argentina y la República Oriental del Uruguay.

La CARP tiene a su cargo la administración, recaudación de peaje y control del tráfico de los buques que navegan el Martín García; así como las tareas de dragado, balizamiento y mantenimiento de las condiciones de navegabilidad. Es en ese marco que, a partir del año 2013, ambos países han asumido la gestión directa del Canal, lo que se entiende como un hito en la estrategia binacional y un desafío en el proceso de fortalecimiento institucional y articulación de acciones para la gestión del Río de la Plata.

Las obras alcanzarán a fines del 2018 un canal operativo a 34 pies (10,36 metros), y 38 pies (11,58 metros) en suelos duros y asegurarán la navegabilidad para los próximos cinco años, con opción de extender su mantenimiento por otros cinco años más. A su vez contribuirán a favorecer el desarrollo social y económico de la población a ambas márgenes del río.

El Consorcio Boskalis-Dredging avanza según el cronograma previsto y a mediados de julio se iniciará la fase de remoción de los mencionados fondos duros. Estos trabajos serán supervisados por personal de alto nivel técnico en este tipo de actividades. El equipamiento y la tecnología a utilizar seguirán los más altos estándares internacionales en términos de seguridad, salud y medio ambiente. Durante todo el proceso de obras, se han adoptado medidas para garantizar el tránsito seguro de embarcaciones mientras se llevan adelante las operaciones de dragado, con la finalidad de minimizar las interferencias al tráfico comercial.

En conclusión, las obras de dragado para la profundización y mantenimiento del Canal, permitirán la navegación de buques de mayor calado, lo que asegurará volúmenes de carga mayores a los actuales a ser transportados en el área. A su vez se optimizará la seguridad de la navegación y garantizará a los operadores del sector marítimo una profundidad de 34 pies, lo que contribuirá a potenciar el comercio regional e internacional.

JULIO de 2018